Quieres Ser Libre?


 El tema de la predica del domingo pasado fue centrado en la libertad:

Juan 8:32 RVR1960  Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Esto trajo a mi memoria algo sucedido unos años atrás, iba a la iglesia, me pronunciaba como cristiano, defendía el evangelio, pero comencé a compartir con personas no cristianas, no es malo, pero en cierto punto pasé de compartir con ellos a querer hacer lo que ellos hacían, de momento me vi envuelto en su mundo, en su forma de ser y pensar, provocando en mí una nueva forma de pensar, una cierta filosofía personal del cristianismo.  

Me decía soy libre, esto no es pecado, eso no es nada, es simple problema de perspectiva religiosa, simplemente estoy compartiendo con mis amigos; Pero la realidad es que no era cierto, fui cambiando por lo que me rodeaba; Ahora recuerdo algo que escribí recientemente:

Creyéndome libre me até a mi supuesta libertad y me hice esclavo del pecado, me mezclé entre la multitud y la luz que debí ser se vio apagada por la oscuridad de la que me dejé rodear.

En Juan 8:34 RVR1960 Jesús dijo: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

Sin querer me hice esclavo del pecado, tan sutilmente que me auto engañaba pensando que no hacía nada malo, hasta una noche, recuerdo que estaba en el parque Duarte con unos amigos quienes estaban tomando y haciendo coro (compartiendo), en un momento ellos se apartaron, iban a fumar, yo no lo iba a hacer pero estaba con ellos e iba siguiéndolos, cuando de momento Dios trajo a mi mente estas palabras: "¿Que estás haciendo?".  

En ese momento mis ojos fueron abiertos, no es que estuvieran cerrados, más bien es como que intencionalmente me había puesto unos lentes de sol, para no ver claramente lo que sucedía hasta ese momento. 

La Mayoría de las personas, cristianas o nos cristianas son influenciadas grandemente por sus círculos, haciéndoles tomar decisiones que muchas veces saben que no son las correctas, llevándoles al punto de ser esclavas de sus deseos, de sus acciones, en fin esclavas de un montón de cosas inmorales que a la larga las afectan, en definición, las esclavizan al Pecado.

Pero en Juan 8:36 dice: Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Podemos tener libertad gracias al gran sacrificio de Jesús por nosotros en la cruz del calvario, todo por amor a todos nosotros.

¿QUIERES SER LIBRE?

Entradas populares