La Biblia es la Incorruptible Palabra de Dios


Primera Pedro 1:24-25: “La hierba se seca, y la flor se cae; más la palabra del Señor permanece para siempre.”

Hace cientos de años, había un emperador romano llamado Diocleciano que era conocido por su aborrecimiento del cristianismo. Odiaba tanto la Biblia que quemó una y sobre dicha Biblia construyó un monumento. Inscritas en ese monumento estaban estas palabras: ‘Extincto nomini christianorum’; “El nombre ‘cristiano’ está extinto.” 

A través de los años muchos como Diocleciano han intentado erradicar la Biblia y el cristianismo, mas sin éxito. La Biblia es la incorruptible Palabra de Dios, y ni el detestable aliento del tiempo, ni la muela podrida de la descomposición ¡podrán destruir la Palabra de Dios!

Compre una Biblia esta semana con el solo propósito de regalársela a alguien. Luego, ore a Dios que le guía a esa persona especial a quien regalársela.

Entradas populares