El Afán Y La Ansiedad #BanaDevocional

Leer Mateo 6:25-34

Es muy común en nuestros días el estar afanados, turbados y hasta estresados en pensar en que comeremos, que vestiremos, que haremos mañana, todo eso se ha vuelto normal, pero Dios en su palabra nos dice que no nos afanemos pues el sabe de que tenemos necesidad.

Es difícil descansar en Dios pues el mismo que escribe pasa y ha pasado por momentos de mucha escases económica pero Dios nunca llega tarde apesar de que Tú y Yo hasta con el pensamiento le ofendemos, pero ¿Cual es nuestra postura ante el afán? ¿Quejarnos? 

En ninguna manera debe ser así, sino antes sentarnos y reflexionar en que estamos fallando, si no estamos dependiendo de Dios y dependemos de nuestra propia fuerza, es algo con lo cual a diario luchamos porque como humanos queremos resolver todas nuestras necesidades por nosotros mismos y pensamos que ganando una suma de dinero mayor podremos cubrir todo, pero te digo hoy, el dinero no te llenará, hasta que no entendamos que Dios es todo lo que necesitamos no dejaremos de afanarnos y de quejarnos. 

Sé que suena duro pero esto es espada de doble filo pues el que escribe también está siendo confrontado por estas palabras: 

"Confiemos plenamente en El Señor porque el tiene memoria de todo los que nos hace falta" 

Entradas populares