Trabajar Para El Reino #BanaDevocional


Muchas veces me detengo a observar como nos desenvolvemos en las responsabilidades ministeriales y en las diferentes posiciones en la iglesia, liderazgo con jóvenes, tesorería, ministerio de adoración, etc.

A medida que vamos trabajando, estas ocupaciones o responsabilidades van convirtiéndose en algo que sabemos hacer en automático, e iniciamos una batalla entre la mediocridad, hacerlo bien, resolver o no hacer nada. En estos panoramas me detengo y observo frases famosas a la hora de hacer algo para Dios como: "Vamos a resolver". 

Me pregunto ¿Recibirá Dios esa ofrenda que le daremos en esas condiciones?

Sólo quiero que reflexionemos en lo que estamos haciendo, no importa en que área te desenvuelvas o en que ministerio trabajes, la cuestión es dar lo mejor para el Señor, prepararse, sacar tiempo en la semana para apartarse y presentar ese tiempo al Señor y pedirle dirección, que nos ayude a ser mejores, que quite la mediocridad de nosotros y todo lo que impida que demos lo mejor para Él. No permitamos que el enemigo use nuestro ministerio para introducirse sutilmente y trabaje impidiendo el crecimiento, cerremos toda puerta.

Te invito a reflexionar en esto, si eres líder ministerial, adorador, finanzas, cual sea tu área de trabajo en la iglesia, mantente trabajando para mejorarla y brindar siempre lo mejor a Dios, no permitas que eso se convierta en algo para resolver, ganemos la batalla al enemigo desde nuestra posición. El enemigo se presenta de muchas formas y una de ellas es la mediocridad, no permitamos que nos quiera usar, demos lo mejor al mas grande de todos los tiempos, ¡Cristo!

Entradas populares