"Transformado" En Mi Salud Espiritual (día 1)


Porque tanto amo Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Juan 3:16 (NVI)

Este es sin duda el mejor versículo en toda la Biblia. Hay alguna razón por la que se ha incluido en el fondo del vaso de refresco, de un lugar de comidas rápidas y en los postes de los arcos en los campos de futbol americano. ¿Por qué? Porque este es el cristianismo en pocas palabras. Claramente nos dice las Buenas Noticias de Jesús en cuatro puntos.

Dios siente pasión por ti. Este versículo dice, "Porque tanto amo Dios al mundo." Tú eres parte del mundo. Dios te ama. Su amor no es distante ni impersonal. Es apasionado. ¿Sabías que Dios te ama? Así es, Él te ama.

El demostró ese amor con su regalo. Ese es el segundo punto en este versículo sobre Dios: ". . . dio a su Hijo unigénito." El amor de Dios por ti le costó mucho más de lo que podríamos imaginar o medir. Él te dio a Jesús para pagar por tus pecados y proveerte un puente entre tú y Dios.

El tercer punto que aprendemos de Juan 3:16 es el propósito de Dios para nosotros, "para que todo el que cree en Él. . ." Todos tenemos la oportunidad de aceptar a Jesus. Todo lo que necesitas es creer. No tenemos que ganarnos el amor de Dios, todo lo que tenemos que hacer es aceptar Su amor a través de Jesucristo.

Cuando aceptamos ese amor obtenemos el cuarto punto de este versículo, la promesa de Dios; ". . . no se pierda, sino que tenga vida eterna." ¡Vaya trato! Dios te ama tanto que Él dio a su hijo Jesus por ti. Cuando aceptas esta propuesta de creer en Cristo, te ganas la promesa de la vida eterna. Estás son Buenas Noticias.

Si no has aceptado la propuesta de Dios, hazlo hoy. Si lo hiciste, vive hoy a la luz de éste versículo. Dios te ama, entrego a Jesús por ti y te promete vida eterna. De esto se trata la salud espiritual.

PARA MEDITAR: ¿Qué escuchaste?,  ¿Qué piensas?, ¿Qué vas a hacer? Ahora habla con Dios…

Entradas populares