Testimonio #BanaDevocional

Meses atrás nuestro bajista, quien frecuentemente sufría de dolores de cabeza, se encontraba en la universidad y tuvo un dolor tan fuerte que se desmayó, quedando inconsciente por varias horas, dicha situación fue motivo de preocupación y luego de análisis fue diagnosticado con Meningitis. 

La meningitis es la inflamación de las meninges (membranas que recubren el cerebro y la médula espinal), esta afección es poco frecuente pero potencialmente letal y debe tratarse precozmente para evitar problemas críticos e incluso la muerte.

Desde el momento que recibí la información, con toda autoridad de Dios y del Espíritu Santo le hice una declaración de Fe: "Esta situación solo será parte de tu Testimonio", pero no solo eso, como ministerio y con el apoyo de iglesias no levantamos en oración.

Hace unas semanas, luego de oraciones y tratamientos, los médicos informaron que ya no quedaban secuelas, él había sido sanado, y ese proceso se convirtió en parte de su testimonio.

Dios trabaja en cada persona de manera diferente, pero en la gran mayoría de los casos permite que pasemos por situaciones dolorosas, tormentas, lluvias, angustia y dolor; situaciones que nos cuestan, nos hacen llorar, que dejan cicatrices en nuestras vidas, que sobrepasan nuestras capacidades, y nos retan confiar en Dios.

Así es que Dios crea nuestros testimonios, procesándonos como el fuego al oro para purificarlo.

Si estás pasando por alguna situación avanza y declara la victoria, porque el proceso no te mata, te forma y se convierte para bendición de otros en un "Testimonio".

Entradas populares