Como Niños #BanaDevocional

Entonces dijo:

—Les digo la verdad, a menos que se aparten de sus pecados y se vuelvan como niños, nunca entrarán en el reino del cielo. Así que el que se vuelva tan HUMILDE como este pequeño es el más importante en el reino del cielo.

»¡Qué aflicción le espera al mundo, porque tienta a la gente a pecar! Las tentaciones son inevitables, ¡pero qué aflicción le espera al que provoca la tentación! Por lo tanto, si tu mano o tu pie te hace pecar, córtatelo y tíralo. Es preferible entrar en la vida eterna con una sola mano o un solo pie que ser arrojado al fuego eterno con las dos manos y los dos pies. Y si tu ojo te hace pecar, sácatelo y tíralo. Es preferible entrar en la vida eterna con un solo ojo que tener los dos ojos y ser arrojado al fuego del infierno. Mateo 18:3-4;7-9 NTV

Debemos humillarnos bajo la poderosa mano de Dios, ser como niños, depositar en Dios nuestras cargas y ansiedades ya que el cuida de nosotros, quitemos todo lo que nos hace pecar, tal vez no un parte física de nuestro cuerpo literalmente, más bien aquellas cosas que sabemos que son motivo de tropiezo.

Siempre seremos tentados, el enemigo anda como león rugiente pero resistamos firmes en la fe, quitemos de nosotros esas cosas que nos provocan, que nos llevan al pecado, que nos conducen a la muerte y el Dios de toda gracia, nos exaltará a su debido tiempo, nos perfeccionará, afirmará, fortalecerá y nos establecerá porque nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo.

Entradas populares