Tus Sueños, Los De Dios #BanaDevocional

Si el Señor no construye la casa, el trabajo de los constructores es una pérdida de tiempo. Si el Señor no protege la ciudad, protegerla con guardias no sirve para nada. Es inútil que te esfuerces tanto, desde la mañana temprano hasta tarde en la noche, y te preocupes por conseguir alimento; porque Dios da descanso a sus amados. Salmos 127:1‭-‬2 NTV

Cuando Dios es el maestro y quien dirige la obra de construcción en nuestras vidas y cuando todos nuestros planes, metas y sueños van dirigidos por Él entonces sí conseguiremos un buen edificio, una edificación fuerte e irrompible.

En cambio cuando confiamos en nuestra propia fuerza y en lo que creemos que es mejor, lamentablemente no alcanzamos buenos resultados, al final nuestro edificio estará débil y propenso a caer en cualquier momento.  Seguir la voluntad de nuestro Dios es lo que nos llevará al verdadero propósito por el cual estamos aquí.

Mientras oraba le pedí al Señor que mis sueños y los anhelos de mi corazón sean los sueños y anhelos de Él, porque de nada me servirá cumplir “mis sueños ” si están lejos de sus planes para mi.

Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11 NTV

Entradas populares