Santo Amor

Bajo el sistema antiguo, la sangre de cabras y toros y las cenizas de una novilla podían limpiar el cuerpo de las personas que estaban ceremonialmente impuras. Imagínense cuánto más la sangre de Cristo nos purificará la conciencia de acciones pecaminosas para que adoremos al Dios viviente. Pues por el poder del Espíritu eterno, Cristo se ofreció a sí mismo a Dios como sacrificio perfecto por nuestros pecados. Por eso él es el mediador de un nuevo pacto entre Dios y la gente, para que todos los que son llamados puedan recibir la herencia eterna que Dios les ha prometido. Pues Cristo murió para librarlos del castigo por los pecados que habían cometido bajo ese primer pacto. Hebreos 9:13-15 NTV

En la tradición Judía se tenía por costumbre el sacrificio de animales para limpiar los pecados, todo eso cambió cuando Jesús se ofreció como sacrificio perfecto, derramando toda su sangre para poder restaurar nuestra relación con Dios, haciéndose mediador entre nosotros y Dios, muriendo en una cruz para librarnos del castigo por nuestros pecados.

Por cuanto todos hemos pecado, no podemos alcanzar por nosotros mismos la meta gloriosa de Dios, solamente la preciosa sangre de Jesucristo puede purificar nuestra consciencia de las acciones pecaminosas para que podamos "Adorarle" y de esa única manera todos los que atienden al llamado pueden recibir la herencia eterna que Dios a prometido a los que les aman, "La Salvación".

Todo esto Dios lo ha hecho por su SANTO AMOR, acaso lo seguirás ignorando?



Entradas populares