Hasta Ver Tú Imagen En Mi



¿Alguna vez oraste con estas palabras? “Señor, no quiero fallarte más… Señor cámbiame… Señor quiero ser como Tú…” Déjame decirte lo que le has estado pidiendo:

“Señor pruébame…”

Dios sabe que tienes debilidades y cometes muchos errores, por eso va a probarte. Las pruebas no son un castigo; lo que en realidad hacen, es terminar con tus pecados antes que ellos terminen con tu vida.

“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.” Santiago 1:2-4

En la Biblia dice que las pruebas producirán en nosotros perfección. Dios usa las pruebas para transformarnos y para que cada día podamos parecernos a Él. La razón por la cual tenemos que tener gozo cuando nos encontremos en diferentes pruebas, es que ellas nos perfeccionan, forman nuestro carácter, nuestra madurez, nos ayudan en nuestro crecimiento espiritual, ¡son un instrumento de Dios!

“Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria” 2 Corintios 4:17

Dios quiere mostrar su poder en tu vida, por eso quiere que te perfecciones. Si estás atravesando alguna prueba, no te desanimes, no te pongas triste, no caigas, si lo que estás pasando no te está enseñando nada, tal vez Dios todavía está diciendo: “No, todavía no está listo” ¡Vamos! Es verdad que no puedes cortar el proceso, pero puedes alargarlo, esfuérzate y en su tiempo conocerás su poder.

¡Haz que todos vean la imagen de Dios en ti y con más razón si estás ahora en el fuego!

Entradas populares