Vida Eterna



«Señor, recuérdame lo breve que será mi tiempo sobre la tierra. Recuérdame que mis días están contados, ¡y cuán fugaz es mi vida! La vida que me has dado no es más larga que el ancho de mi mano. Toda mi vida es apenas un instante para ti; cuando mucho, cada uno de nosotros es apenas un suspiro». Somos tan solo sombras que se mueven y todo nuestro ajetreo diario termina en la nada. Amontonamos riquezas sin saber quién las gastará. Entonces, Señor, ¿dónde pongo mi esperanza? Mi única esperanza está en ti. Salmos 39:4-7 NTV

En estas ultimas semanas he recibido algunas noticias muy tristes, los fallecimientos de el padre y la madre de dos compañeros de trabajo, fueron situaciones inesperadas, en un momento estaban y en el otro ya no.

Esto me recuerda lo efímera que es la vida, como nos dicen los versículos anteriores, Señor recuerdanos lo breve que es nuestro tiempo sobre la tierra, es a penas un suspiro. Lo más crítico es cuando nos enfocamos en amontonar riquezas, en tener bienes, en lograr nuestras metas personales olvidando lo más importante: 

¿Qué sucederá cuando termine nuestra vida en la tierra? 

El salmista pregunta y entiende que hay que poner la esperanza en el Señor, confiar en las cosas de arriba, que son las importantes porque son eternas. 

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. S. Mateo 6:33 RVR1960

Buscad primero el reino de Dios no quiere decir que sea lo único que hagamos, es que a pesar de todo Dios sea nuestra prioridad. Jesús quien es el camino la verdad y la vida, se entregó para que tengamos vida, o sea sólo en Cristo tenemos verdadera vida, menciono tantas veces la palabra vida para que se entienda que no hablo de esta vida, este momento, este suspiro momentáneo, hablo de la vida eterna y la entrada a ella depende de que lo que hagamos en nuestro paso por la tierra.

¿Quieres vida real, vida eterna? 

¡Sigue a Cristo!


Entradas populares