Sin Mirar Atrás

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Romanos 8:1 RVR1960 

Aveces se nos hace tan difícil despojarnos de las cosas materiales y lo que tenemos aquí, sin recordar lo maravilloso que Dios tiene preparado para nosotros en su morada celestial. 

Andemos en su camino buscando la buena voluntad de nuestro señor, sin mirar atrás. 

Busquemos lo bueno dejando atrás todo lo impuro y desagradable a Dios, Él nos coronará y llenará de bendiciones hasta que sobreabunden.

Entradas populares