Quiero Más #BanaDevocional

Muchas veces con los afanes de la vida, y con las cosas que uno hace todos los días, nos olvidamos de la misión que tenemos como hijos de Dios, de proclamar el mensaje del evangelio de Dios, muchas veces ese mensaje implica sacrificar tiempo, dinero y esfuerzo por esa causa. 

Muchas veces podemos sentir el desprecio de los demás y aun dándolo todo por la obra, podemos sentir en ocasiones el rechazo de la gente y el desagrado que sienten a veces al escuchar la verdad de la palabra de Dios.

Fuera imposible hacer tal cosa por nuestros propios métodos y formas pero Dios está con nosotros y Él nos sostiene cada día. 

Dice la palabra que su vara y su cayado nos infundirán aliento y lo mejor es que Él nos prometió no dejarnos ni desampararnos.

Señor ayúdanos a querer cada día más de "Tu Presencia", para poder hablar a los demás de Ti, sin temor.

Entradas populares