Deja Que Cristo Te Sane #BanaDevocional

Como humanos que somos, somos imperfectos y no siempre vamos a agradar a Dios con nuestras acciones. 

Muchas veces nos centramos tanto en las cosas que hacemos mal, que descuidamos de otros aspectos que también son importantes en la vida de un cristiano. 

Este desenfoque puede llevarnos a desiertos espirituales, depresiones y hasta a la perdida de bendiciones. 

Este no debe ser el punto de mira de un seguidor de Jesús, la pregunta debe ser ¿Qué podemos hacer para no volver a caer en esa debilidad?

Pues te traigo una solución, pasemos más tiempo leyendo la palabra y orando en vez de seguir pensando en lo malo que somos, dejemos que Cristo se encargue de esos aspectos en que nos sentimos débiles.

Te invito a que le entregues todas esas cargas a Jesús y permitas que como dice su palabra: su poder se perfeccione en tú debilidad, ya Jesús pago por tu pecado en la cruz.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Corintios 5:17 RVR1960

Entradas populares