Posponer #BanaDevocional





















Nos levantamos todos los días con la misma rutina, colocamos el despertador a una hora específica y terminamos posponiendo varias veces la alarma, tantas que incluso a veces llegamos tarde al trabajo, colegio o universidad.

Nos hemos acostumbrado a posponer las cosas y esto nos ha hecho mucho daño, tanto que creemos y entendemos que tenemos el control de muchas cosas cuando no es así.

Decimos que después haremos algo pero nos olvidamos de que lo siguiente:

Presten atención, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad y nos quedaremos un año. Haremos negocios allí y ganaremos dinero». ¿Cómo saben qué será de su vida el día de mañana? La vida de ustedes es como la neblina del amanecer: aparece un rato y luego se esfuma. Lo que deberían decir es: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello». De lo contrario, están haciendo alarde de sus propios planes pretenciosos, y semejante jactancia es maligna. Santiago 4:13-16 NTV

Planeamos cosas de las cuales no sabemos ni tenemos control y pensamos hacerlas en el futuro. Dios es quien tiene el control de cada cosa y lo peor de todo es que lo dejamos de último, priorizamos todo menos a Dios. No sabemos que pasará con nuestra vida en cualquier momento, no sabemos en que momento nuestra vida terminará y vivimos sin darle importancia.

No pospongas a Dios, no pospongas el buscar primero Su Reino y Su Justicia, porque no sabes que pasará con tu vida.

Busca vida en Cristo ahora, no lo dejes para después porque podría ser muy tarde.

Entradas populares