"Transformado" En Mi Salud Espiritual (día 4)

Todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado, ¡una nueva vida ha comenzado! 2 CORINTIOS 5:17 (NTV)

Cuando aceptas a Jesucristo, es como si se escribiera todo lo que has hecho mal en un gran muro y luego Él dice: "Vamos a borrar todo esto. Vamos a empezar de nuevo. Vas a tener un nuevo comienzo." No se trata solo de pasar a una nueva página, sino de empezar una vida totalmente nueva. Te conviertes en una persona nueva. Jesús te da una nueva identidad espiritual.

Esta es la cruda verdad de porqué esto es tan importante. Cada vez que pecas, dañas tu dignidad. Cuando se rompen los principios de Dios, no solo dañas a otras personas y a Dios, sino que te haces daño. Se divide tu alma. Cada vez que pecas, reemplazas un poco del respeto hacia ti mismo por un poco de vergüenza. Esta vergüenza comienza a acumularse en tu vida y comienzas a tratar de sacarla fuera del camino ocupándote o practicando un deporte o emborrachándote o teniendo parrandas o lo que sea.

Jesucristo está en el negocio de la restauración de la dignidad. Él no solo ignora el pecado, te limpia y te hace una nueva persona a Su vista.

Escucha esto cuidadosamente. Debido a que aceptaste a Cristo, no importa lo que hayas hecho. No importa a quien se lo hayas hecho. No importa cuánto tiempo lo hayas hecho.  No importa donde hayas estado. Lo que importa es la dirección en la que tus pies se dirigen hoy. Dios dice que el pasado es historia, tu vida tiene un carácter santo, y tu identidad tiene dignidad porque Jesus murió por ti. ¡Cuando confías en Cristo, te da una identidad nueva y hace todas las cosas nuevas!

PARA MEDITAR: ¿Qué escuchaste?,  ¿Qué piensas?, ¿Qué vas a hacer? Ahora habla con Dios…

Entradas populares