La Enfermedad #BanaDevocional

Dios es el médico por excelencia.

Muchas veces sabemos que Dios es nuestro doctor y que Él nos va a sanar, pero... 
¿Creemos en Él al 100%?

Nos valemos primero de medicamentos, citas a la clínica, internamientos, hasta de medicina natural teniendo al dueño de todos y más aun, al creador de todo, Quién nos hace una invitación en su palabra a acudir a Él cuando estemos cansados, abatidos pero también enfermos.

Usamos a Dios como último recurso cuando en verdad Él quiere ser el primero.

La oración es lo más poderoso que Dios nos ha dejado y a través de ella y de Su misericordia y gracia podemos hacer grandes cosas.

Dios puso en los doctores sabiduría y ese don que ellos tienen para ayudarnos, pero Dios nos llama a que acudamos primero a Él.

Debemos correr a Él como un niño corre a los brazos de su padre.

Corramos a Dios, corramos a nuestro Padre.

Entradas populares