El Llamado #BanaDevocional

Leer: Nehemias: 1

Llegan momentos en nuestras vidas que nos gustaría sentir que alguien dependa de nosotros para una labor o alguna misión, muchas veces nos alegramos solo por el hecho de ser escogidos sobre un grupo de personas que pudieran hacer la misma labor.

Uno de los casos más conocidos de excusa de un no creyente para venir a Cristo es exactamente el hecho de que no tiene "un llamado", utilizando la famosa frase que dice "yo espero que El Señor me toque". Si bien es cierto que nuestra salvación es más importante que el toque que podamos recibir del creador, con todo lo que Él ha hecho, cada uno de los que hemos aceptado al Señor hemos entendido que de alguna forma Dios nos tocó, y esas formas pueden ser muy variadas.

El Señor quiere que sintamos ese llamado, pero hay veces que nuestro corazón duro y poco receptivo, nos impide escuchar la voz de Dios en lo simple y queremos escuchar la voz de Dios de manera totalmente audible, o que Él se manifieste en toda su gloria, pero vemos a Nehemias que Dios le hizo un llamado como a todos los grandes hombres de Dios en la Biblia, pero lo hizo de la necesidad, Nehemias vio la necesidad que tenia el pueblo de Israel y sin necesidad de profeta ni revelación, el entendió que Dios le estaba hablando a su corazón.

Podemos sentir el llamado de Dios en situaciones más simples, si prestamos un poco más de atención.

¡Atiende al llamado de Dios!

Entradas populares