¿Para Qué Equipo Juegas? #BanaDevocional


Desde que nacemos hasta que tenemos uso de razón hemos escuchado que existen dos fuerzas: la del bien y la del mal, muchas mitologías, muchas historias. El ser humano a representado esta teoría de muchas maneras desde los tiempos de nuestros antepasados hasta ahora. Cada cultura ha creado su propia definición de todo esto y a creído las historias que sus antepasados han dejado a través de los años.

Han representado todo esto con figuras, esculturas, pinturas, etc... Pero al final de todo no han tenido una idea clara de todo esto, sólo son supersticiones, historias contadas a través de los años, mitos y todo lo demás. A pesar de todo esto la única historia que he escuchado todo el tiempo y que ha llamado mi atención es la historia de Jesús, la creación, su resurrección, y muchos hechos narrados por medio de "La Biblia".

Tomando esto como punto de referencia, podemos decir de manera concreta que existe Dios y existe Satanás. Ya en este punto es importante definir para quien trabajamos, con quien estamos. Muchas personas han tratado de establecer un nivel intermedio en la relación con Dios, definiendo así que son de Él, pero a la vez hacen cosas que no le agradan a Él. Dios en su palabra establece muy claro que este punto o nivel intermedio no existe, o estas con Él o estás en contra (Apocalipsis 3:15-16).

He aquí donde hemos llegado al centro de estas líneas, ¿para que equipo juegas? ¿Para el de Dios, o para el del enemigo?

Responde esa pregunta cuando te sientas preparado, sólo te digo que no esperes a que sea muy tarde, Dios es muy claro en su palabra y sus caminos son caminos de bien, no podemos llamarnos hijos de Él, o discípulos de Él si no estamos haciendo lo que Él dejó escrito en su Palabra.

Yo juego para el equipo del mas grande: "Dios todo poderoso" ¿Tú para quién juegas?

Te invito a jugar para el que siempre gana "Jesús"

Entradas populares