Amémonos Los Unos A Los Otros.

Pues toda la ley puede resumirse en un solo mandato: «Ama a tu prójimo como a ti mismo» Gálatas 5:14 NTV

Cuan difícil es para nosotros y más en este tiempo despojarnos de ese amor por los demás, o sea por nuestro prójimo. Son tantas las cosas que nos pasan día a día, gente necesitada hasta de un abrazo, ¡Sí un simple abrazo!

Les cuento el testimonio de una joven, la cual llegó a casa de mi abuela buscando ayuda, un trabajo, algo para subsistir. Resulta que esta joven fue abandonada por su madre, por lo que fue a vivir con su padre, él tenía su familia y ella tuvo que adaptarse a ese nuevo hogar, difícil para ella porque era maltratada constantemente por su madrastra, tanto así que termino siendo expulsada de la casa. Ella encontró apoyo de una sierva de Dios que estaba dispuesta a ayudarla con todo el amor que Dios había puesto sobre ella, la chica pensaba quitarse la vida al ver que nadie aparentemente la quería y ahí estuvo Dios para decirle no temas, yo estoy contigo, pero lo hizo mediante uno de sus hijos.

Definitivamente Dios la condujo por el lugar correcto donde confesó con su boca y de todo corazón a Jesús como su salvador. 

Debemos amar a nuestro prójimo, ya que si amamos, damos evidencia de que tenemos a Dios en nuestros corazones, porque Dios es amor.

Entradas populares