Dios De Pactos

Cada vez que vemos una historia en la que Dios se revela al hombre y establece un acuerdo con él lo hace a través de un pacto. En la antigüedad esa era la forma en que se establecía un contrato. La biblia relata muchos pactos hechos por el hombre con Dios en diversas situaciones, un ejemplo de ello es la historia del pueblo de Israel, Dios los guiaba por el desierto de día y de noche con una columna de nube que les proveía sombra y una columna de fuego que les protegía del frío y cualquier otra cosa que atentara contra su bienestar.

Hoy en día Dios no se revela de la misma manera, pero hay algo en todo esto que me llama la atención, y es como la palabra de Dios permanece inmutable a través de los tiempos. Si Él ha prometido algo, Él lo cumplirá, porque Él no miente ni falta a su palabra.

Esto debe ser un ejemplo que nos impulse cada día a entender que cuando se establece un pacto de palabras o por medio de una notificación, no debemos fallar, así como Dios guió a su pueblo por 40 años en el desierto para hacerlos llegar a la tierra prometida, así también nosotros debemos cumplir cuando hacemos pacto o damos nuestra palabra a una persona, debemos ser responsables, esto no es algo sencillo, pero tampoco imposible.

Estas son las palabras del pacto que Jehová mandó a moisés que celebrase con los hijos de Israel en la tierra de moab, además del pacto que concertó con ellos en Horeb. Deuteronomio 29:1

Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones; Deuteronomio 7:9 RVR1960

Entradas populares