"Transformado" En Mi Salud Espiritual (día 6)

Si confesamos nuestros pecados, Dios que es fiel y justo, nos los perdonara y nos limpiara de toda maldad. 1 Juan 1:9 NVI

¿Las personas tienen que decirte las cosas una y otra y otra vez? Es como si de alguna manera ellos pensaran que no los estás escuchando o que no los estás tomando en serio... Hmmmmmm...

Mi padre solía decir: "Mantén el aceite del motor limpio en tus carros y van a durar para siempre". Es muy cierto este consejo. Cuando entra suciedad en el aceite, se empiezan a deteriorar todas las demás partes. Se frena el carro y pierde fuerza. Después, se puede paralizar cuando se sobrecaliente y fundir en medio de una concurrida autopista.

No era raro para él seguir preguntando un par de meses más tarde: ¡Hey! ¿Estás manteniendo tu aceite limpio? ¡Si lo haces ahora, no vas a sufrir más tarde! Es fácil hacerlo, ¿por qué no lo hacía? Yo sabía que era correcto hacerlo... pero, estoy seguro que puedes imaginar el resto de la historia. No puedo decirte cuantas veces me he arrepentido de no mantener el aceite limpio y puro. Me costó mucho tiempo.

A veces, simplemente no escuchamos. Un ejemplo es: Cuando el apóstol Juan escribió el versículo de hoy, debe haber sido muy consciente de que muchos habían olvidado esta verdad fundamental. Tal vez también tengas algún ejemplo.

Piensa en esto, Él dice: "1. Confiesa tus pecados y serán perdonados. 2. Confiesa y serás renovado y hecho puro delante de Dios." ¿Cómo es posible todo esto? Debido a que Dios es fiel. Puedes contar con Él en todo momento. Porque Él es justo. Eso significa que tiene todo el derecho y la autoridad para cancelar todo el costo de la deuda por tus pecados, ahora y para siempre.

Por lo tanto, si te sientes impuro... ¡confiesa!
Si te sientes agotado... ¡confiesa! 
Si te sientes como si estuvieras a punto de un colapso en la autopista de la vida... ¡confiesa!
Si quieres experimentar la bendición y la mano de Dios en tu vida, confiesa y Dios se encargará de todo lo demás.

PARA MEDITAR: ¿Qué escuchaste?,  ¿Qué piensas?, ¿Qué vas a hacer? Ahora habla con Dios…

Entradas populares