"Transformado" En Mi Salud Física (día 10)

Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil. Aun los jóvenes se cansan, se fatigan, y los muchachos tropiezan y caen; pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán. Isaías 40:29-31 NVI

¿Alguna vez te has sentido como si ya hubieses tenido suficiente? ¿Has tenido un día donde sentías que no podías continuar? Tal vez estás físicamente agotado por enfermedad o estrés y has tenido que salir de la cama por la mañana. O, tal vez eres irremediablemente adicto a algo y sientes que nunca tendrás la fuerza para superarlo. Podría ser que estés luchando con depresión o ansiedad y cada día lo sientes como una tarea. Tal vez has sentido que te quieres dar por vencido. 

Si ese eres tú, lee este versículo nuevamente. Mira la promesa que contiene: "Pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán."

Cuatro veces el versículo nos dice que Dios hará algo por nosotros. No que tal vez, o quizás, o podría o que probablemente será, sino, que hará. Este versículo está lleno de promesas para nosotros si ponemos nuestra esperanza en el Señor. Esperar en el Señor significa confiar en que Dios tiene un plan para tu futuro y que va a funcionar. Cuando la situación parece sin esperanza, tienes que poner tu esperanza en Dios y en Su plan. 

Si hoy estás desgastado, pon tu esperanza en el Señor. Pídele que renueve tus fuerzas. Pídele que trabaje en Su plan para tu futuro —el plan que va a funcionar— Y mientras lo haces, Él promete darte la fuerza física para elevarte por encima de las cosas que te están oprimiendo.

PARA MEDITAR: ¿Qué escuchaste?,  ¿Qué piensas?, ¿Qué vas a hacer? Ahora habla con Dios…

Entradas populares