"Transformado" En Mi Salud Financiera (día 27)

Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes. 2 Corintios 9:8 NVI

Tú has sido bendecido para ser una bendición. No esperes solo estar sentado disfrutando de la gracia de Dios. La gracia se nos ha dado para que abundemos en toda buena obra. Hemos sido salvos por gracia. Hemos sido perdonados por gracia. La Biblia dice que somos fortalecidos por gracia. Hemos sido libertados de nuestros problemas y pecados por gracia. Todos los talentos que tenemos se nos han otorgado como un regalo de gracia. Eres usado por la gracia de Dios. La Biblia dice que la salvación es permanente por la gracia de Dios. Y eres transformado por gracia. 

Una vez dijo Robert Louis Stevenson, "No hay otra cosa en el universo que la gracia de Dios". Caminamos en ella, la respiramos, vivimos y morimos por ella. La gracia de Dios es lo que mantiene todo unido. Si no existiera la gracia de Dios, tu vida se desmoronaría, tu familia se desmoronaría, tu país se desmoronaría, el mundo dejaría de rodar sobre su eje. Todo está sostenido por la gracia de Dios. Todo en la vida es una bendición de Dios. 

Sabiendo todo lo que Dios nos ha dado, ¿Cómo podemos usarlo solo para nosotros mismos? La abundancia de Dios no es una invitación al desenfreno, es un LLAMADO a la generosidad. Dios te bendice para que puedas ser de bendición a otros. ¿Y cómo bendices a otros? Al darle a otros lo que Dios te ha dado, tus habilidades, tu TIEMPO, tus tesoros, tus talentos. Cuando compartes lo que Dios te ha dado, el versículo dice que estás abundando en toda buena obra. Posiblemente esa es la vida más rica que podrías vivir. 

PARA MEDITAR: ¿Qué escuchaste?,  ¿Qué piensas?, ¿Qué vas a hacer? Ahora habla con Dios…

Entradas populares