"Transformado" En Mi Salud Emocional (día 19)

Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús. Romanos 8:1 NVI

Imagina que te pido que escribas todas las cosas malas que has hecho y todo en una tarjeta de 3"x5". No te preocupes, yo no te pediría eso. Además, si todos son como yo, una tarjeta de 3"x5" ¡no tendría el espacio suficiente para todo el mal que he hecho! así que, solo imagina que lo haces. Imagínate poniendo esa tarjeta con cada pecado, cada palabra ociosa, cada error, todo por lo que te sientes culpable, dentro de un gran libro negro. Ahora, cierra el libro. 

¿Puedes ver la tarjeta? No. Sigue ahí, pero no la puedes ver. Está dentro de algo más grande, algo mejor. Esa tarjeta está ahí, pero está en algo más. De eso se trata estar en Cristo Jesús. Significa que una vez que ponemos nuestra fe en Cristo, una vez que le pedimos perdón por nuestros pecados, Dios simplemente no los tomará en cuenta nunca más. Somos declarados no culpables. No porque no hayamos hecho las cosas que están en la tarjeta, sino porque Dios ve a Jesús en lugar de nuestros errores. 

Puede ser que estés llevando el peso de algo sobre lo que te sientes terrible. Puede que pienses que Dios te recuerda tus culpas, o busca castigarte por lo que has hecho. Pero ese no es el caso. Jesús perdona nuestros pecados y los quita de nosotros. Cuando Jesús fue a la cruz Él pago el precio de nuestros pecados, de una vez y para siempre. No tienes que estar pagando por tus pecados a través de la culpa. No tienes que andarlos cargando nunca más. No tienes por qué vivir avergonzado nunca más.

Si estás en Cristo, estás perdonado.

PARA MEDITAR: ¿Qué escuchaste?,  ¿Qué piensas?, ¿Qué vas a hacer? Ahora habla con Dios…

Entradas populares