"Transformado" En Mi Salud Financiera (día 24)

"Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde. Malaquias 3:10 NVI

Hay tres palabras en éste versículo que debes entender para que tengas de todo financieramente: diezmo, prueba y bendición. La palabra diezmo significa 10%. No sé porque Dios nos pide dar el 10%; pudo haber dicho 50% o 30% o 90%. Pero si sé que lo que damos es un acto de confianza y adoración. Jesús confirmó esto en Mateo 23:23 cuando menciona que debemos diezmar. Cuando el Padre lo dice y Jesús lo afirma, es obvio que debemos hacerlo.

Dios obviamente supo que sería difícil para nosotros, así que dijo, "Pruébenme en esto”, Este es el único lugar en toda la escritura donde Dios nos dice que lo probemos. Él sabe que al mostrarse a sí mismo confiable, nuestro deseo de dar aumentará.

Para estar saludable financieramente también necesitas entender la idea de Dios sobre la bendición. Una bendición no se compra. Es un regalo. Si solo quieres dar a Dios para poder recibir exactamente lo que quieres, te estás conformando con muy poco. Te estás engañando a ti mismo dejando todo lo que Dios quiere darte. Dios bendice materialmente aquí en la tierra, sin duda. Pero más allá de eso, Él te da las bendiciones de ser capaz de dar a otros, de crecer y cambiar tu vida, de invertir en tu vida hoy que hará la diferencia en la eternidad. Las bendiciones de Dios no siempre serán como esperas, pero siempre serán mucho más de lo que puedas imaginar.

PARA MEDITAR: ¿Qué escuchaste?,  ¿Qué piensas?, ¿Qué vas a hacer? Ahora habla con Dios…

Entradas populares