Déjate Limpiar #BanaDevocional

En el segundo año del reinado de Dario, Jesúa, el sumo sacerdote de Israel, estaba siendo acusado por Satanás, su ropa estaba sucia gracias al pecado y sus acusaciones estaban bien fundamentadas, en cambio el angel del Señor rechazó y reprendió al acusador y perdonó a Jesúa. 

Entonces el ángel dijo a los otros que estaban allí: «Quítenle esa ropa sucia». Luego se volvió hacia Jesúa y le dijo: «¿Ya ves? He quitado tus pecados y ahora te voy a dar esta ropa nueva y fina». Zacarías 3:4 NTV

Esto me recuerda a mi mismo, que siendo pecador, soy perdonado, siendo malo, sin merecerlo, Jesús limpió mis pecados, cambia mis ropas sucias y me viste con ropas blancas, me recuerda que nada me puede separar del amor de Dios. 

También me hace recordarte que no importa cuan lejos pienses que estás, cuan pecador o sucio te sientes, el Señor te quiere limpiar así como lo ha hecho conmigo porque su amor es incomparable y genuino, deja a Jesús entrar a tu vida.

Entradas populares