"Transformado" En Mi Salud Física (día 12)

Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina. 1 Timoteo 1:7 NTV

La autodisciplina no viene de ti mismo. Viene de Dios. Todos atravesamos momentos de duda, cuando las cosas que sabemos que son verdad nos parecen dejar con más preguntas que respuestas. Hay momentos en nuestras vidas donde sentimos miedo. Hay momentos donde vemos hacía el futuro y nos llenamos de preocupación. Muchas veces vemos esa situación difícil y no sabemos cómo la vamos atravesar. 

Pero hay una manera. Cuando tú y yo nos sentimos impotentes ante esas situaciones, cuando sentimos miedo de lo que está por venir, cuando nuestra "perseverancia" no alcanza, Dios está dispuesto a darnos el poder que nos falta. El valor para enfrentar un miedo no viene de nosotros, viene de Dios. 

La capacidad para seguir adelante cuando los tiempos se ponen difíciles viene de confiar en Dios, no de confiar en nosotros mismos. El poder mantener un nuevo hábito como la dieta o el ejercicio, o de dejar un mal hábito o adicción no viene de nosotros, sino que viene de volverse a Dios y pedirle a Él el poder para ver a través de nuestras convicciones.

Si hoy estás pasando en medio de un momento difícil, si ves algo en el futuro que te atemoriza, si hay algo en el horizonte que pareciere incierto, vuélvete a Jesús y pídele el poder de tener fe. Pídele que te dé valor. Pídele que te dé la libertad para enfrentar tus miedos. Si estás tratando de iniciar un buen hábito, o de dejar un mal hábito, pídele a ÈL la autodisciplina para hacerlo.

PARA MEDITAR: ¿Qué escuchaste?,  ¿Qué piensas?, ¿Qué vas a hacer? Ahora habla con Dios…

Entradas populares