"Transformado" En Mi Salud Vocacional (día 36)

Pon todo lo que hagas en manos del Señor, y tus planes tendrán éxito. Provérbios 16:3 NTV

Hay un punto de decisión en el que tienes que dejar de hablar y empezar a actuar. Tienes que empezar. Una vez que te has decidido que vale la pena el riesgo, te detienes. No puedes llegar a la segunda base si no dejas la primera.

Piensa en un trapecista. El momento de la verdad es cuando se balancea hacia adelante para alcanzar la otra barra que se está balanceando hacia él. Si no se suelta, para alcanzar la otra barra, entonces se regresa a donde empezó. Pero si se suelta, quedará suspendido en el aire por un segundo de tiempo, a casi quince metros del piso, sujetándose de absolutamente de nada. Así es la fe.

Pon todo lo que hagas en manos del Señor, y tus planes tendrán éxito. Primero encomienda tus metas a Dios, entonces haz tus planes y toma el paso de fe, confiando que Dios dará el resultado. ¿Cómo sabes que has encomendado tus planes o trabajo u ocupación al Señor? Él tiene que estar involucrado en las decisiones. Eso significa que oras sobre cada asunto. Planear sin orar es suposición. También significa que tomarás la decisión acorde a la verdad de su Palabra. Tú adoras a Dios con tu trabajo al obedecerle. Y cuando tienes éxito, le das la gloria a Dios. No hay límites en lo que Dios puede hacer en la vida de la persona o el negocio que le da la gloria a Él.

PARA MEDITAR: ¿Qué escuchaste? ¿Qué piensas? ¿Qué vas a hacer? Ahora habla con Dios…

Entradas populares