"Transformado" En Mi Salud Vocacional (día 39)

¡Pues el Señor concede sabiduría! De su boca provienen el saber y el entendimiento. Al que es honrado, Él le concede el tesoro del sentido común. Él es un escudo para los que caminan con integridad. Provérbios 2:6-7 NIV

Algunas personas son buenas con las palabras, pero Dios es mejor. Él puede hacer más con las palabras que cualquier hombre. Él creó el mundo al hablar. Tú existes porque Él habló.

La Biblia es la Palabra de Dios, un versículo de la Biblia es mucho más poderoso que una línea de sabiduría en la "galleta de la fortuna". Un versículo es lo que Dios dice grabado en tinta. Cuando lo leemos, el Espíritu Santo lo hace que viva en nosotros. Él lo dice, tú lo recibes.

El versículo de hoy son sólo cuatro líneas, pero cada línea es poderosa:

La primera línea describe el don que Dios da. Da la sabiduría. La concede. Eso sí, es una petición que necesitas solicitar. Todos necesitamos sabiduría, especialmente en nuestros lugares de trabajo. 

La segunda línea te dice de donde viene la sabiduría: de su boca. Todo lo que Él dice es sabio. Él es la persona más sabia del universo. Escucharlo te hace sabio. 

La tercera línea revela el misterio de quien recibe la sabiduría. Aquellos que son honrados. De hecho, Él concede el tesoro del sentido común. ¿Has notado que el sentido común, no es muy común?

La cuarta línea dice quien mantiene esta sabiduría. Después de todo, no quieres perderla. En una frase, Él te dice que Él es un escudo y que protege tu sabiduría cuando caminas con integridad.

Así que Dios tiene sabiduría. Él es la fuente. Él se la da a los honrados. Él la protege en aquellos que caminan con integridad. Ahí la tienes, la fórmula de cómo encontrar, obtener y mantener la sabiduría.

PARA MEDITAR: ¿Qué escuchaste?,  ¿Qué piensas?, ¿Qué vas a hacer? Ahora habla con Dios…

Entradas populares